Mi vida por un sal de uvas

abril 2, 2008

trompo

A la antojada de mi esposa se le antojaron tacos de bisteck y trompo, así que de paso rumbo a casa llegue por los susodichos y una campechana para MIguel o sea yo. Les comento que no somos muy adictos a estos tacos, teniamos fácil seis meses sin probarlos, pero ayer andale cochino, deliciosos y muy grasosos, no pudimos dormir pareciamos boas constrictor tratando de digerir su presa. Hoy todavia me siento super lleno prometiendo que los siguientes sean dentro de seis meses más y en menor proporción. Otro síntoma más de que los años no pasan en balde.

4 comentarios to “Mi vida por un sal de uvas”

  1. Maricela said

    a mi me encantan los tacos de trompo, cada semana seguro una visita a unos de por mi rumbo que son mis favoritos, pido una orden pero solo me como tres tacos jajajaja

    no traigo sal de uvas si no te dejaba uno por aqui.

    saluditos.

  2. walvarez said

    yo tambien me comi solo uno! claro que era una campechana cruzada con burrito… pero nomás uno si hubiera pedido una orden estuviera en el panteón.

  3. dianucca said

    jajaja… muerte por burrito.

    A mi me pasa lo mismo con la barbacoa, dejo de comer unos meses y luego te da un antojo incontenible, pero despues del primer taco antojo satisfecho y hasta dento de otros 6 meses.

  4. walvarez said

    burrito yo y el de trompo!
    es que los placeres de la vida deben ser con moderación, saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: